profundo carmesí


martes, 7 de abril de 2015

Famatina

Una película con final predecible. El habitáculo de los osos polares. Martes. A ver que nos depara el universo. Una pelea entre Ariel Diwan y Gisela Bernal, horas de aire en la Tv, a la siesta. La Humberto Primo está tranquila, los que venden lentes no se ven, las bolivianas y sus manteles desplegados, con sus picantes, con su torso encorvado. Hace años nos miramos sin hablarnos y con respeto. Hasta la retina. Hable con Figueroa acerca de la película en Iquitos. Todo es entusiasmo. Empecé a escribirme con mi madre. Esteban dice que sí aprendes a comunicarte con tu madre, aprendes a hacerlo con todo el mundo. Recién arranca las vísperas del sundowing. Hoy suena Saint Ettienne. Los simuladores echan del país a Carlos Villarreal. Por pesado. Herzog filma en Bolivia. Buscando una canción que nos abrace. Camisea Una ciudad sin mar. Estamos haciendo obras que no se ven. Ahora si se puede. No se puede negar que dicen la verdad. Mucho revuelo en la legislatura. Mi punto débil es que soy débil. Me gustan todas. Las italianas hoy tienen mi atención. ¿Porqué me ayudarían? Porqué a eso nos dedicamos. Está bien, pero yo no podría pagarles. No importa. Lo obtendremos del operativo en cuestión. A los usureros les meten una manguera en el culo. Un poco de justicia televisiva. Los asaltos no paran en la ciudad. El titular del Noticiero. Hora de verano del Pacifico

Siempre lloran. 



No hay comentarios.:

Publicar un comentario